+51 934 836 506 informes@kykconsulting.pe

La carta balance es una herramienta que nos ayuda a generar un diagnóstico de cómo se distribuyen los tiempos del personal que conforman una cuadrilla de trabajo, dentro de una actividad específica.

De acuerdo a esta metodología, cualquier tipo de trabajo calza dentro de esta clasificación:

  • Trabajo Productivo: Todo aquel trabajo que aporta directamente al avance físico del proyecto.
  • Trabajo Contributorio: todo aquel trabajo que aporta indirectamente al avance físico del proyecto.
  • Trabajo No Contributorio: Todo aquel trabajo que NO aporta al avance físico del proyecto.

Análisis de una carta balance

Como se puede observar, en el gráfico, el 49% del tiempo de la actividad medida, se consume en trabajos NO CONTRIBUTORIOS. Es decir, la mitad de las horas consumidas para dicha actividad, no aportan absolutamente nada en el proyecto. Solo el 17% de las horas son destinadas a la culminación directa de la actividad.

Para poder tomar acción y definir medidas correctivas concretas, es necesario analizar la información a un 2do nivel de detalle. Está claro que dicha actividad tiene grandes oportunidades d mejora. La única manera de poder definir acciones correctivas, es poder analizar a detalle cuáles son las actividades consideradas “NO CONTRIBUTORIAS”, analizar el motivo que las producen y definir controles para eliminar el problema.

En este gráfico, podemos observar que las esperas son la mayor fuente de trabajo NO CONTRIBUTORIO. Esto puede deberse a que la actividad puede ser un cuello de botella dentro del proceso productivo o tal vez que la operación está mal diseñada con lo cual no se puede maximizar el tiempo de aprovechamiento de las cuadrillas.

El 2do punto es el ausentismo, es decir, personal que desaparece del lugar de trabajo por tiempos prolongados y sin motivo alguno. Es muy usual que esto ocurre cuando las cuadrillas de trabajo se acercan al lugar de ejecución sin las herramientas o materiales completos. Esto genera que tengan que movilizarse constantemente al almacén. Muchas veces, si el almacén se encuentra distante, los tiempos de ausencia aumentan considerablemente.

El analizar la información a este nivel de detalle sumado al conocimiento profundo de la operación, nos permite tomar acciones de mejora. Algunos de estos planes pueden ser de aplicación inmediata, otros de mediano plazo.

Otra forma de analizar la información es por trabajador. En el siguiente gráfico, se muestra la clasificación de tiempo de cada uno de los trabajadores:

Esta información es muy útil. Nos permite comparar el comportamiento de determinada persona dentro de 01 cuadrilla con la media del grupo. Esto nos permite tomar medidas correctivas respecto a una persona puntual. Por ejemplo. Se puede observar de manera muy rápida que los trabajadores XIII y XIV no aportan a la actividad. Es decir, si se les retira, la actividad debería mantener su ritmo de avance.

Por otro lado, se sabe que no todos los trabajadores que componen una cuadrilla generan exactamente las mismas actividades. El analizar la información por persona, te permite tomar otro tipo de medidas, más enfocadas a la composición de una cuadrilla.

Configuración y seteo

Lo más resaltante para poder lograr los gráficos mostrados en la parte superior y poder tener información valiosa que nos permita aplicar un proceso de mejora continua, es poder realizar una adecuada clasificación de las actividades que se desarrollan usualmente en una actividad.

Por ejemplo, para la Actividad Alisado de Contrapiso, se pude definir que el “vaciado de concreto” es una actividad productiva mientras que el “acarreo de materiales” es una actividad contributoria.

Hay que tratar de realizar una configuración inicial de la CB con el mayor grado de detalle posible, de tal manera que cuando se inicie el proceso de medición, sea relativamente sencillo correlacionar las actividades que se miden con alguna del catálogo previamente configurado.

Por otro lado, es importante asociar un código único a cada trabajador y conocer su categoría.

Cabe resaltar que la carta balance es una herramienta que se realizar para una sola actividad por vez, debido a que su nivel de detalle es alto.

Ingreso de la información

Para ingresar la información, se tiene que establecer cuál será el período de medición. Es decir, con qué frecuencia se realizará la inspección y captura de la información.

La carta balance es una herramienta estadística, para que tenga validez como tal, es necesario que el número de mediciones sea mayor a 300. La frecuencia de medición será 1 minuto por lo general, sin embargo, también podría ser cada medio minuto, esto va a depender de cuánto tiempo tome anotar los datos, lo cual está relacionado a la cantidad de personal que compone la cuadrilla.

Una forma práctica de dar la instrucción a la persona que va a ejecutar la carta balance es “toma fotos en tu mente” y anota lo que hayas visto en esa foto, en la medida de lo posible cada “foto” capturará las actividades de todos los integrantes de la cuadrilla, por lo que la secuencia será tomar la foto mental y anotar lo visto en el formato.

Durante cada medición, se colocará el código de actividad que viene realizando cada uno de los trabajadores de la cuadrilla en función al seteo previo.

Posterior al proceso, dentro del trabajo de gabinete se deberá procesar toda la información capturada dentro de las hojas de cálculo destinadas para la gestión y se obtendrán las gráficas mostradas en los primeros puntos.

Cabe resaltar que es una muy buena práctica realizar varias cartas balance a una misma actividad en determinados momentos del día y en determinados días de la semana para así poder tener una información más confiable y poder plantear acciones correctivas acertadas.

En conclusión, la Carta balance es una herramienta muy potente que nos ayuda a realizar un análisis profundo de una actividad, nos permite poder analizar en conjunto con el equipo de proyecto cuales pueden ser las posibles acciones a mejorar y definir e implementar acciones correctivas.

¡Recuerda descargar la herramienta Carta Balance que tenemos disponible para ti!

 

Sobre el autor

 

 

 

 

 

 

 

José Luis Vásquez

  • Jefe del área de Control de Gestión de Proyectos de GyM
  • Jefe de Implementación del Sistema de Gestión Lean Construction en Graña y Montero en proyectos como la Refinería de Talara, Línea 1 del Metro de Lima, Expansión de Mina Toquepala y Mina Cuajone.
  • Jefe de Producción – Obras Civiles en proyectos petroleros en Bolivia.
  • Ingeniero de Producción en GyM en Proyectos Mineros.
  • Ingeniero de Producción en proyectos de edificaciones en Lima.
  • Ingeniero Civil de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas
  • Docente interno en Graña y Montero.
  • Instructor avanzado en Capítulo Peruano de Lean Construction.