+51 934 836 506 informes@kykconsulting.pe

El modelo de gestión colaborativa, a diferencia del modelo tradicional, involucra a todos los stakeholders desde etapas tempranas. Si bien es cierto, dedica un mayor tiempo al análisis de la Ingeniería Conceptual y esquemática, en sesiones de trabajo estructuradas, esto nos permitirá identificar oportunidades de mejora en una etapa temprana del proyecto que generen un mayor impacto en Plazo y Costo.

Uno de los temas más importantes que caracteriza a los contratos colaborativos es el Modelo de Compensaciones que utiliza para garantizar que todos lo stakeholders apunten a lograr el objetivo del proyecto.

Un Proyecto Colaborativo se caracteriza por definir un modelo de compensaciones con un componente fijo y uno variable, el cual estará supeditado al éxito del proyecto y se repartirá en función a lo establecido en el contrato colaborativo firmado por todos los stakeholders.

Previo al inicio de la construcción se define de manera conjunta el Costo Objetivo Validado (COV) que contiene, aparte de Costos directos e indirectos, un % de utilidad fija (UF) y un % de utilidad en riesgo (UR), que servirá para mitigar cualquier riesgo que se pudiera desarrollar durante la etapa de ejecución del proyecto.

COV = CD + CI + UF + UR

El objetivo de esta utilidad en riesgo (UR) es que pueda absorber cualquier sobre costo que pudiera hacer incrementar el COV (Cubrir el COV). El objetivo de todos los involucrados es cuidar al máximo la UR ya que en función a eso es que se diseñarán las bonificaciones adicionales al finalizar el proyecto.

El costo del proyecto no puede ser mayor al costo que tenía en mente el cliente desde un principio que usualmente va de la mano con el costo de mercado (CM)

COV < CM

Un proyecto colaborativo exitoso será aquel que logre obtener un Costo Real (CR) menor al COV y que a su vez, tenga un COV menor al Costo de Mercado (CM)

CR < COV < CM

Posterior a la culminación del proyecto y si el costo real (CR) obtenido es menor al COV, se procederá a repartir un % de la UR en función a criterios previamente definidos. Una práctica usual es que se reparta el 50% del excedente de la utilidad en riesgo entre todos los involucrados, el otro 50% va para el cliente o se puede utilizar para compensar le logro de otro tipo de objetivos.

Algunos ejemplos comunes son:

 

  • PLAZO: Repartir ±2%*UR por cada día de culminación antes de plazo y viceversa.
  • OPEX: 50% del ahoro generado en 01 año (IIEE, HVAC)
  • CALIDAD: ±20%*UR si es que se superan las condiciones mínimas de satisfacción.

En caso de no lograr el costo objetivo, el sobre costo será mitigado con la Utilidad Riesgosa (UR) de tal manera de proteger al COV.

El modelo colaborativo prioriza el logro del objetivo del negocio; proponiendo una gestión integral del proyecto, unificando los objetivos de las partes a los objetivos finales del negocio. Para esto, se unifican los sistemas de trabajo y la información, se integra el producto, los procesos y la organización de todos los involucrados como el cliente, contratista, subcontratistas, diseñadores, proveedores bajo un marco contractual que impulsa el mejor desenvolvimiento de todos, genera un reparto equitativo de las ganancias y gestiona los riesgos de manera compartida.